/

‘El capital’, una vez más, el dinero

En los tiempos que corren, ya son pocos los que confían en los altos mandos. Aquellos que manejan nuestros ingresos y los del estado se han convertido en perfectos villanos y como no podía ser de otra manera, el cine se ha hecho eco de ello. Esta situación es la que nos presenta Costa-Gavras, que vuelve a dejar su peculiar huella en “Le capital”. Si hacemos un repaso a sus títulos, veremos que la mayoría cumplen con un marcado carácter social y político. Este último no iba a ser menos. Sobre todo, teniendo en cuenta la actual situación de crisis económica, política y de valores.

IMG 0021 dejeuner pas recadree.JPG cmyk 1024x682 El capital, una vez más, el dinero

La mano derecha del director de una importante sucursal bancaria toma el cargo después de que éste se retire por una enfermedad. Marc Tourneuil (Gad Elmaleh) interpreta a ese despiadado banquero y empresario con un único objetivo: pasar por encima de quien sea para conseguir más dinero, más estatus. La cinta es una burla y una dura crítica a los banqueros y otros peces gordos que se jactan con sus trapicheos y tejemanejes a costa de los ciudadanos. Un guión apetecible pero no muy bien planteado por el cineasta franco-griego.

El film empieza con algunos diálogos ingeniosos que prometen escenas de comentarios irónicos y buenos chistes; sin embargo, esta intencionalidad se pierde bastante pronto. El protagonista mira a cámara puntualmente y se dirige al espectador para crear una complicidad, como ya hizo en alguna ocasión Haneke o Woody Allen en “Si la cosa funciona”. Consigue crear cierta empatía, es cierto. Pero sigo creyendo que el castillo se queda en arena. La película acaba siendo aburrida; correcta, con un buen ritmo, pero aburrida. Con buen ritmo me refiero a que no es ni lenta ni rápida, aún así, la narración no va aportando nada nuevo. Llega incluso a confundir con datos económicos, bursátiles y fiscales que aunque son necesarios para ilustrar el tema y ponernos en situación, resultan excesivos. Hacen que te vayas del argumento, que pierdas interés.

Los personajes, bien interpretados por sus actores, no causan mayor interés. No hay una evolución clara. El argumento ni siquiera llega a engancharte, puesto que todo sucede según lo previsto, bastante predecible. Los caprichos y tonterías de los ricos: dinero, sexo, viajes, drogas, y alguna cosilla más. No es nuevo, aunque insisto, como crítica es buena, muy buena en algún fragmento.

IMG 0188 costa gad et gabriel.JPG cmyk 1024x682 El capital, una vez más, el dinero

Se han hecho muchas películas de consciencia social y política, algunas como “Cortina de humo” pecaba de lo mismo que “Le capital”: Planteamiento interesante que acaba aburriendo al activista más ferviente. Otras como “Good bye Lenin” conmovieron a la crítica y al público, posiblemente, (aunque no me atrevería a firmarlo) por la puesta en escena de unos personajes frescos, sus relaciones, su mente; una historia de fondo que va más allá de lo estrictamente económico.

A pesar de que la película no brille precisamente, Costa Gavras sigue teniendo mi absoluta admiración. El rastro de “Desaparecido” sigue presente en esta producción francesa, por su espíritu de denuncia que, en algunas escenas, se hace más patente y crea una fuerte simpatía.

Lo mejor: El montaje y algunos comentarios y conversaciones entre los personajes. Lo crítico del film.

Lo peor: No aporta nada nuevo. El interés por sus protagonistas decae.

Nota: 60/100

Crítica de: Sandra Suárez

Archivado en Actores de cine, Actrices de cine, Crítica, Críticas, Cultura y espectáculos, Directores de cine, Estrenos de cine, Noticias culturales, Noticias de cine, Otras noticias, por Jennifer Gea. 29 Nov 2012. 3 comentarios Tags: , , , , ,

3 Comentarios

Spot on with this writeup, I actually believe this website needs a great deal more attention. Ill probably be returning to read through more, thanks for the info! kdcbbaebgckd

Deja tu comentario

*

*